Exquisita acogida al libro sobre los fundamentos científicos para la interpretación musical

Una publicación muestra los fundamentos científicos de la interpretación musical

Gratamente sorprendido. Así es como me siento actualmente tras presentar hace escasas semanas mi último libro, titulado ‘La interpretación musical. Fundamentos científicos para su desarrollo’. Publicado por OE Ediciones, la obra sistematiza el proceso científico que sigo a la hora de elaborar una interpretación musical.
Se trata, concretamente, de una publicación –en formato libro con CD- pionera en España, ya que es el primer libro que ofrece algunas respuestas a numerosos interrogantes planteados en la actualidad por los centros superiores de música de Europa, en su desarrollo del Plan Bolonia.

Transcurridas varias semanas de su presentación ante los medios de comunicación y ante la sociedad, ciertamente, me encuentro gratamente sorprendido por varias razones: en primer lugar, porque el libro ha supuesto un reto fundamental para mí, ya que se centra en un área de conocimiento, la interpretación musical, propia de los Conservatorios y Centros Superiores de Música, en los que la actividad investigativa es de reciente incorporación, fruto del desarrollo de las Enseñanzas Artísticas Superiores, conforme al Plan Bolonia.

Por esta razón, nos hallamos ante uno de uno de los primeros trabajos de investigación sobre la propia práctica interpretativa que se ha realizado en Europa –ojala lleguen más de distintos autores- y consiste en fundamentar científicamente el proceso necesario para la interpretación musical. Este ensayo, en definitiva, es un claro ejemplo de Investigación Artística, en el que uno de los productos de la misma es la grabación en audio de la Rapsodia op. 79 nº 1 en si menor de Johannes Brahms. Dicha obra se halla, además, adjunta al libro en un CD.
Esta publicación se desarrolla, además, desde la premisa de que el intérprete no solo es sujeto de conocimiento si conoce y comprende la realidad que pretende interpretar, sino porque al estudiarla, se sitúa como observador. Esto es, como ser vivo se compromete personalmente, construye esta realidad y asume unos compromisos al pretender organizarla con el fin de ofrecer un mensaje. Además, la actividad viva no puede ser explicada desde un pensamiento lineal, que separa al sujeto del objeto que conoce.

En concreto, el constructivismo sistémico y la epistemología de la complejidad son los marcos teóricos en los que he encontrado argumentos y explicaciones científicas para fundamentar el proceso que el intérprete puede seguir para construir su interpretación. El marco teórico de la epistemología de la complejidad se fundamenta, exactamente, en las aportaciones de la física cuántica al conocimiento humano. Ello conlleva, exactamente, el abandono de certezas, pactar con incertidumbres, entender que el caos puede generar un nuevo orden y que la realidad es una construcción de cada observador, por lo que se abandona la existencia de una realidad independiente de quien la observa.

Por otro lado, me encuentro también gratamente sorprendido por el impacto que ha tenido la obra; esperaba que un libro en una especialización tan concreta no iba a llegar al gran público y, la verdad es que el feedback o la respuesta que he tenido es que sí ha llegado y perfectamente bien, además. No en vano, me consta que se está solicitando mucho desde librerías, centros especializados y clientela particular. Hay ya mucha gente, desde centros superiores de música de toda España, que me están escribiendo personalmente felicitándome e interesados en la adquisición del libro.

Por tanto, no me cabe más que dar las gracias por la exquisita acogida que ha recibido dicha publicación, lo cual me llena de energía y ganas e impulsa hacia delante para seguir en el duro pero maravilloso camino de la investigación. Mil gracias de corazón.
PD: en los próximos meses se prevé que la obra se traduzca al inglés. Por el momento, para adquirir la versión en castellano, acudid, por favor, tanto a tiendas especializadas como a la web de la Editorial Oeoficina .