Roma: Increíble lugar diplomático

Música clásica vasca en la Embajada de España ante la Santa Sede en Roma

La embajada de España ante la Santa Sede. Es, concretamente, uno de los lugares más bonitos que he conocido, uno de los palacios más increíbles, artísticamente hablando, en el que he interpretado jamás. Data del año 1622 y es la única embajada en el mundo que lleva 400 años funcionando como una embajada. Se trata, además, un lugar lleno de historia, ya que el mismo Velázquez vivió allí y pintó la fragua de Vulcano, según dicen. Por si esto fuera poco, nos mostraron el horno que figura en el famoso lienzo. La sala en la que ofrecí el recital era también magnífica.

El concierto tuvo un lleno absoluto con una gente extraordinaria y cantidad de invitados e invitadas muy interesantes. Se acercaron gentes como Gabriella Carlucci, europarlamentaria y famosísima presentadora en Italia, diplomáticos así como familias de la nobleza romana, que se quedaron encantados y sorprendidísimos -una vez más- con el repertorio de Euskal Herria; y sobre todo por haberlo programado junto a dos románticos universales como son Brahms y Liszt: les encantó el contraste, la variedad y el orden en el que el programa estaba establecido de principio a fin. Una valoración, por tanto, de diez es el que hago de este fantástico viaje al corazón de Italia.